Saltar al contenido
Plantas Medicinales

La Ortiga

hortiga

La ortiga, cuyo nombre científico es Urtica y a la que también se le reconoce muy bien así, es una de las plantas medicinales que mayor fama tiene por todos los beneficios con los que cuenta. No solo eso, sus grandes cantidades de nutrientes también la convierten en una poderosa planta para la cocina.

¿Te interesa saber más de ella? Puedes quedarte un rato más en nuestro artículo y seguir aprendiendo de ella.

Descripción de la Ortiga

La ortiga es una planta silvestre que puedes encontrar en casi cualquier rincón del mundo, pero principalmente en las zonas húmedas. Se le conoce como “la hierba de los ciegos”, porque ellos pueden identificarla con solo tocarla y nosotros también podremos. Como lo mencionamos antes, la ortiga cuenta con demasiados nutrientes y estos son algunos de ellos: Vitaminas A, muchas del grupo B, C, K y minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, sílice, azufre y fósforo.

La ortiga cuenta con dos tipos:

  • La Urtica dioica, más conocida como ortiga verde u ortiga mayor, siendo la más común del género. La peculiaridad de este tipo son sus pelos urticantes, los cuales producen irritación y picazón al más mínimo roce con su líquido cáustico. De este forma es que se identifica una ortiga al tacto, solo esperemos que no te toque la siguiente.
  • La Urtica urens u ortiga menor crece en menor proporción que la ortiga verde y produce mucha más irritación que ella. Sin embargo, no cuenta con las mismas propiedades medicinales y he ahí el porqué de su poco atractivo.

especies de ortiga

Beneficios medicinales de la Ortiga

A continuación, te listamos los principales beneficios medicinales que tiene la ortiga:

  • Antiinflamatorio por excelencia. Funciona muy bien para aliviar el dolor, tanto muscular como articular. En este aspecto, se suele utilizar para la tendinitis, la artritis, la gota, la tensión y otros problemas más relacionados a la inflación.
  • Efectiva contra las enfermedades de la piel. Las propiedades antibacterianas y antivirales que tiene la ortiga la convierten en una poderosa planta para enfrentar enfermedades como varicela, eczemas, psoriasis y problemas más comunes como las picaduras de insectos. Lo recomendado es aplicarla de manera tópica en el área afectada o donde radica el problema.
  • Eficaz contra la caída del cabello. Debido a que tiene azufre y sílice, minerales muy importantes para el cuidado de cabello, se suele utilizar la ortiga como tónico capilar.
  • Elimina la caspa. Una vez que utilices la ortiga como tónico para la caída del cabello, te viene un bonus gratis para eliminar la caspa si decides combinarlo con aceite de coco u oliva.
  • Regula la digestión. Cuando se toma la ortiga en forma de infusión, esta alivia problemas relacionados a la digestión. Suele reducir el estreñimiento, la acidez, la flatulencia y la diarrea.
  • Trata los problemas de la próstata. Una vez más, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, esta milagrosa planta es capaz de tratar problemas como la próstata agrandada o la hiperplasia de próstata. Reducirá su tamaño y la infección una vez se aplique a la zona afectada.

Usos o formas de consumo de la Ortiga

Las mejores formas de aprovechar todos los beneficios de la ortiga son:

  • Infusiones: Hablando específicamente, té de ortiga. Añade 1 cucharada de hojas y una cantidad moderada de agua caliente (¡pero no tanto!) a la taza o recipiente, deja reposar 5 minutos, filtra las hojas y ya está listo para beber.
  • Cocina: Las hojas de la ortiga se ven comúnmente en las ensaladas, purés, rellenos, sopas, etc.
  • Tónicos en gotas: Van bien si los queremos usar de forma tópica o vía oral ya que tienen diferentes usos y finalidades.
  • Cremas para piel: La ortiga posee las ya descritas propiedades para el cuidado de la piel. Las cremas que incorporan dichos beneficios nos permiten nutrir la piel de forma adecuada.

Contraindicaciones

Las contradicciones que tiene el uso o consumo de la ortiga va a variar dependiendo del problema, la enfermedad o la patología con la que cuente la persona. Por tanto, se recomienda encarecidamente evitar consumirla si padece de:

  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia cardíaca
  • Hipertensión
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres lactantes

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar